Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Zona de desarrollo próximo

por Xóchitl de la Peña Cardone

Importancia de la zona de desarrollo próximo para el cumplimiento de los modelos de competencia en la enseñanza media superior


Xóchitl de la Peña Cardone


Las condiciones políticas, sociales y económicas de México han ido modificándose  como respuesta a los cambios producidos mundialmente en todos aspectos: ciencia, tecnología, educación, política, economía, ideología y sociedad. La firma de tratados Internacionales  de libre comercio con países como Estados Unidos y Canadá y las negociaciones en proceso con países Europeos y Asiáticos, como producto de la globalización mundial, obliga  a las instituciones que imparten educación media superior en el país, a modificar sus sistemas de enseñanza para adecuarse a las necesidades del mundo actual: un mundo basado en modelos de competencia;  entendiendo como competencia: “la capacidad para realizar una tarea de manera eficiente. Esta tarea es una actividad productiva que realiza una persona a través de la ejecución organizada de un comportamiento”.  Así pues, la palabra competencia se introduce en la educación con la finalidad de formar personas capacitadas que se inserten en el ámbito laboral de la sociedad  actual, y es este concepto el que obliga a  reformar el papel de la educación media superior


 Aunque en un inicio,  para algunos pueda resultar contradictorio que los postulados de un marxista ayuden a la reproducción del sistema capitalista, tan ampliamente criticado –y con mucha razón- por esta corriente de pensamiento,  en este ensayo  se verá la importancia que tiene la zona de desarrollo próximo de Lev Seminovich Vigotsky (1898-1934), en la enseñanza de la Educación Media Superior basada en los modelos de competencia.


 Antes de introducirnos en el planteamiento de Vigotsky, hay que contextualizar en términos generales qué plantea el modelo de competencias:


La educación basada en competencias es un programa de instrucción que se estructura a partir de tareas verificadas y validadas con base a su pertinencia con las condiciones sociales, la ética y el sentido humano; promueve el aprendizaje continuo, alentando a las personas a desarrollar competencias mediante el reconocimiento de habilidades, tomando en cuenta las necesidades futuras relacionadas con el empleo, las condiciones sociales, la política nacional y las exigencias internacionales.


En el marco de las tendencias sobre la educación en el mundo, planteadas por el Informe de la Comisión Internacional de Educación para el Siglo XXI de la UNESCO,  con el fin de definir los ejes que orientan la revisión y adecuación de los programas de estudio, se proponen fortalecer seis tipos de competencias:


  1. Competencias básicas, referidas al dominio del lenguaje, la comunicación oral y escrita, el razonamiento matemático, las relaciones interpersonales y el uso de tecnologías.
  2. Competencias Conceptuales que le permitan desarrollar aptitudes para identificar, interpretar y aplicar conceptos que proporcionen una base sólida sobre el origen y evolución del pensamiento de las diversas ciencias y disciplinas, así como comprender y flexibilizarse ante el cambio que en éstas se ha dado.
  3. Competencias metodológicas que fortalezcan el dominio de los diversos métodos de estudio, de investigación y de análisis, entre otros, para acercarse a la comprensión de los problemas humanos, sociales, tecnológicos, científicos, etc. En este marco, se incluyen también el dominio de métodos diversos para planear tareas.
  4. Competencias técnicas que proporcionen la base para el desarrollo de habilidades operativas.
  5. Competencias Profesionales que consiste en la búsqueda y manejo de la información del contexto profesional; el desempeño eficiente y eficaz de la profesión  que permita el desarrollo y evolución de la misma.
  6. Competencias de Formación Integral que consiste en la comprensión de los problemas sociales y la convivencia con otras personas, para desarrollar su capacidad de análisis social, integración, desarrollo de trabajo en equipo, liderazgo, motivación, procesos de negociación y de sensibilización personal que permita  su formación integral y armónica dentro de un marco empresVerdana que coadyuve, tanto a la superación del educando como a la construcción de una sociedad más competitiva.

Estas competencias están basadas en los pilares que constituyen las bases para la educación para la vida:


Aprender a conocer fomentando las habilidades de pensamiento para la adquisición del conocimiento.


Aprender a hacer fomentando el desarrollo de la capacidad productiva del individuo a través de la integración de sus conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes.


Aprender a convivir fortaleciendo el principio de la tolerancia en la diversidad individual.


Aprender a ser favoreciendo la armonía individual al desarrollar la capacidad de logro que fomenta la automotivación, la autodisciplina y la autonomía para ejercer una libertad con compromiso.


Como se puede observar la palabra clave es aprender: a conocer, a hacer, a convivir y a ser; y es aquí donde se puede insertar el paradigma sociocultural de Vigostky.  Este autor plantea  que “el conocimiento tiene su origen en la interacción dialéctica entre el sujeto cognoscente y el objeto, en un contexto histórico del que forma parte del sujeto y que lo determina”.  El estudiante no es un individuo aislado, forma parte de una sociedad y vive en un momento histórico determinado; por lo tanto, en el proceso de construcción del aprendizaje, primero que nada tenemos que considerar que el alumno no aprende en solitario, “...sino que, por el contrario, la actividad autoestructurante del sujeto estará mediada por la influencia de otros, y por ello el aprendizaje es en realidad una actividad de reconstrucción de los saberes de una cultura


El ser humano como un ente social aprende su realidad por la mediación de los conocimientos de otros. Las personas aprendemos no sólo lo que son los objetos, sino también los valores atribuidos a ellos, las significaciones que pueden tener. A partir de esto, reconstruimos el conocimiento a través de nuestros esquemas mentales. Así pues, la enseñanza es “... un proceso  continuo de negociación de significados, de establecimiento de contextos mentales compartidos, fruto y plataforma a la vez de este proceso de negociación”.


El educador no necesariamente tiene que estar físicamente presente, al contrario, puede estar por medio de los objetos, mediante la organización del ambiente o de los significados culturales que rodean al aprendiz. Por lo tanto, un elemento fundamental son tanto el lenguaje propio como la organización de la situación en objetos y sucesos. Por otro lado, cuando el aprendizaje es el resultado de un procesos planeado, la intervención pedagógica es el mecanismo seleccionado  y la escuela es el lugar donde se desarrolla este procedimiento intencional de la enseñanza – aprendizaje. En la escuela, el educador está presente físicamente como la persona encargada de este proceso. Sin embargo, el aprendizaje no es la repetición de los contenidos, sino la internalización de los mismos.


En los modelos de competencia, los alumnos deben desarrollar sus habilidades de forma tal que sepan resolver problemas concretos, que apliquen los conocimientos y las metodologías adecuadas a situaciones concretas. Que sepan actuar por si solos. Y es aquí donde se ve la importancia de la zona de desarrollo próximo (ZDP).


La ZDP es la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con otro compañero más capaz”.  El proceso evolutivo va a remolque del proceso de aprendizaje; esta secuencia es lo que se convierte en la ZDP.


La ZDP tiene mucha importancia en la enseñanza porque implica que el nivel de desarrollo no está fijo; es decir, hay una diferencia entre lo que puede hacer una persona sola y lo que puede hacer con la ayuda de un compañero más apto o de un instructor. Esta diferencia se denomina zona de de desarrollo próximo.


El aprendizaje siempre está relacionado con el desarrollo, que se define como la maduración del organismo; sin embargo, el aprendizaje posibilita el despertar de procesos internos de desarrollo que no tendrían lugar si el ser humano no estuviese en contacto con un ambiente cultural determinante. El hombre nace con las herramientas para percibir; sin embargo, las funciones psicológicas superiores (conciencia, planeación intención), las acciones voluntarias y deliberadas dependen de procesos de aprendizaje. Además está el hecho de que el aprendizaje siempre incluye a las relaciones entre individuos. La interacción del sujeto con el mundo está mediatizada por otros sujetos. El aprendizaje nunca toma lugar en el individuo aislado.


La ZDP es la actualidad uno de los conceptos más utilizados del paradigma vigotskiano en la educación. Este concepto establece una distancia o intervalo cognitivo entre lo que el sujeto aprendiz puede hacer por sus propios medios e instrumentos cognitivos como producto de su desarrollo (lo que sería el nivel de desarrollo real o mejor dicho nivel de desarrollo actual o alcanzado: NDA, que  es en lo que se centra toda evaluación estática)  y lo que éste puede conseguir aprender, gracias a las aportaciones y la ayuda de otros más experimentados / aculturados que él (en el nivel de desarrollo más próximo o potencial: NDP).


Lo que se halla en la ZDP en un estadio determinado (…) se realiza y pasa en el estadio siguiente al nivel de desarrollo actual. Con otras palabras, lo que el niño es capaz de hacer hoy en colaboración será capaz de hacerlo por si mismo mañana (…) las posibilidades de la instrucción las determina la ZDP.


Llevando lo aquí planteado a la enseñanza media superior,  podemos apreciar que el papel de las escuelas es potencializar las habilidades de los futuros profesionistas de forma tal que su inserción al campo laboral sea exitosa; que estén preparados para afrontar nuevos desafíos y sepan resolverlos, al mismo tiempo que vayan transformando su entorno.


Parece una tarea fácil, no obstante es una situación muy compleja puesto que exige romper con tradiciones y vicios escolares que se encuentran muy arraigados en México. La aplicación de modelos de competencia en la enseñanza media superior exige la actualización de los docentes, la reforma de los modelos educativos, la existencia de instituciones certificadoras de la calidad de la educación, el cambio en la forma de pensar y actuar de los educandos, entre otros factores.


Aprender ya no es la memorización y repetición de los contenidos; es la búsqueda, el procesamiento de información y la obtención de productos de aprendizaje. Esto a su vez trae como consecuencia la transformación del papel desempeñado por los profesores. Estos ya no serán los únicos que dominan el conocimiento, ya no serán transmisores sino mediadores o guías. Su papel consistirá en proporcionar a los alumnos las herramientas básicas para que puedan potencializar sus habilidades.


Por otra parte, para certificar la calidad de la enseñanza, la Secretaría de Educación Pública también ha dado sus primeros pasos, comenzando con la educación media superior. El acuerdo 330 indica que la SEP podrá aplicar exámenes de CENEVAL (EXANI I y EXANI II) en cualquier momento a las instituciones privadas para evaluar la calidad de la educación, y si ésta resultase no satisfactoria podrá revocar el REVOE. En dicho acuerdo también se establece que para impartir clases los profesores tendrán que tener un grado superior al que imparten.


Como se puede apreciar, en papel ya se están dando los primeros pasos para aplicar los modelos de competencia, faltaría ver cómo se va a dar en la práctica, ya que como reza un famoso refrán: “del dicho al hecho, hay un verdadero trecho”.


Una cosa es lo que se plantea en papel y otra la que se hace dentro del aula. No es tan fácil romper el modelo tradicional de las escuelas donde el papel activo de la educación lo llevaba el maestro y el alumno era un ser pasivo y receptivo; donde el profesor decía qué se tenía que leer, cómo se tenía que pensar  y actuar. Ahora, el profesor tendrá que cambiar su forma de pensar y enseñar. Tendrá que aprender a manejar la zona de desarrollo próximo planteada por Vigotsky  para que se produzca un aprendizaje real, y se lleven a cabo realmente los pilares de la educación para la vida planteados por la UNESCO. Así pues, los estudiantes deben aprender a conocer, aprender a convivir, aprender a hacer, aprender a ser.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

DÍAZ  Barriga, Frida y Hernández Rojas, Gerardo. Estrategias docentes para          un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista.                Mcgraw Hill, 1998.

HERNÁNDEZ Rojas, Gerardo. Paradigmas en Psicología de la Educación.          1998.

La Zona de Desarrollo próximo. Comentario en torno a su uso en      los contextos escolares. Internet, 2003.

KLINGLER Kaufman, Cynthia y Vadillo Bueno, Guadalupe. Psicología          Cognitiva. Estrategias en la práctica docente.

PAZ Huicochea, Sergio. Diseño de modelos educativos. Notas y  antologías          del  curso. Diplomado de modelos educativos. Operadora de Colegios         La Salle del Estado de México, 2001.

SEP Subsecretaría de Educación Superior e Investigación Científica. Inducción       para docentes de nuevo ingreso al Bachillerato General. DGB No. 13,             2000.

“Voces de la Mente” Interacción entre aprendizaje y desarrollo. Internet,               Biblioteca Educación, 2003.








¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/zona-desarrollo-proximo

Autor: Xóchitl de la Peña Cardone
Certificado de Publicación


noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar