Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Qué hacen los bebés

por Licda. Natalia Calderón Astorga. M.Sc.

¿Qué hacen los bebés?

** ¿Qué hacen los bebés? Hasta los 8 meses aproximadamente.

- Lloran, hacen otros ruidos y se mueven.

- Escuchan las voces y los sonidos a su alrededor y responden a ellos.

- Hacen gorgoritos o ruiditos, se ríen y balbucean cuando están solos y cuando están acompañados.

- Les gusta oír cuentos.

- Se sonríen cuando alguien les sonríe.

- Responden cuando alguien les dice su nombre.

- Esperan su turno cuando alguien canta y juega con ellos.

- Agarran los objetos con los dedos y el pulgar.

- Se pasa un objeto de una mano a la otra.

** A los bebés pequeños les gusta estar con la gente.

- Ofrézcale atención individual varias veces al día al bebé. Comuníquele que su compañía le es grata y especial.

- Aprenda a reconocer el sentido de los gestos del bebé y de sus lloriqueos especiales. Organice el día para que pueda usted responder cuando los bebés lloran para brindarles lo que precisan.

- Los bebés pequeños hacen gorgoritos y balbucean cuando están solos y cuando están con otras personas.

- Cántele, hágale gorgoritos, balbucéele, sonríale y ríase con el bebé cuando le cambie el pañal, a la hora de la comida y del juego. Indíquele que usted se da cuenta de sus gorgoritos y sus balbuceos. Responda a los ruidos y a los actos.

- Haga ruidos que  agraden al bebé, háblele, cántele y ríase con él. Cántele y recítele sus propias canciones y rimas preferidas y designe una canción especial o una rima para él.

- Los bebés pequeños escuchan los sonidos y las voces que los rodean.  Escuche diferentes tipos de música y muévase con los bebés, al ritmo de la música. Muévase suavemente, dé vueltas. Muévale los brazos y las piernas al bebé, o aplaudan juntos. Háblele de lo que están haciendo.

- Use el nombre del bebé cuando le hable para que aprenda a reconocerlo y responder a él.  

- Déle instrucciones sencillas con palabras, gestos y cambios de expresión facial.

** La Lectura:

- A los bebés pequeños les complace encontrarse cerca de sus personas favoritas. Utilice los libros en las actividades. A la hora de la lectura siente al bebé en el regazo. Aunque no entienda precisamente lo que usted le está diciendo, al bebé le encanta estar cerca de usted y escuchar su voz. Con el tiempo, el bebé asociará estos sentimientos gratos con los libros y la lectura.

- A la hora de leer, responda a los deseos del bebé. A veces ellos agarran una tela o un libro de plástico y se lo llevan a la boca. Así descubren los libros. Si el bebé se pone inquieto, interrumpa la lectura. El niño le está indicando que es hora de cambiar de actividad.

- Señale las ilustraciones del libro y nómbrelas.

- Los bebés pequeños pueden hojear los libros por su propia cuenta. Mantenga los libros con los otros juguetes, al alcance del bebé. Por ejemplo, ponga algunos libros en la alfombra donde juega el bebé.

- Busque libros que tengan ilustraciones sencillas de colores alegres con fondos de un solo color. Los libros de tela y de plástico son útiles, puesto que pueden lavarse. Los libros de cartulina son buenos para el bebé que esté aprendiendo a pasar las hojas.

- Prepare un juego de tarjetas ilustradas. Busque ilustraciones sencillas de objetos conocidos en las revistas y en los catálogos. Por ejemplo, un perro, un zapato o una flor. Pegue cada ilustración sobre una cartulina y cúbrala con papel adhesivo transparente. Mantenga las ilustraciones en un recipiente abierto, por ejemplo un recipiente de plástico para platos. Siéntese con el bebé y háblele sobre la ilustración.

** Desarrollo Muscular en Preparación para la Escritura:

- Los bebés pequeños se valen de las manos, los dedos y los sentidos para aprender.  Ofrézcale diferentes juguetes que no le causen peligro para que el bebé pueda agarrarlos, agitarlos, empujarlos, jalarlos, levantarlos y golpearlos. El bebé tiende a llevarse los objetos a la boca. Procure que los juguetes y los materiales de juego sean lavables y suficientemente grandes para que el bebé no pueda tragárselos.

- Le  gustan los artículos caseros al igual que los juguetes lujosos. El bebé puede jugar con las tazas de medir y tocar diferentes tipos de telas con texturas diversas. Usted puede hablarle de la sensación que le produce cada textura.

- Se divierte también con los juguetes sencillos de fabricación casera. Haga bolas de tela y títeres de medias que el bebé pueda agarrar y llevarse a la boca.

- El bebé pequeño está aprendiendo a valerse por sí mismo.  Permítale acariciar, tocar y luego agarrar su propio chupón mientras que usted lo tiene en los brazos. El bebé puede agarrar el pañal, quitarse las medias y levantar los brazos cuando usted lo desviste.

- Manifieste su agrado cuando el bebé desarrolle suficiente coordinación del ojo con la mano para estirar la mano y agarrar un objeto.

- Manténgase al tanto de las destrezas nuevas del bebé para saber cuándo efectuar cambios para la mayor seguridad del niño. Por ejemplo, cuando el bebé pueda agarrar y jalar el móvil que se encuentra encima de la mesa donde se le cambia el pañal, tendrá que elevarlo y ofrecerle al bebé juguetes nuevos que no sean peligrosos.

- Enséñele a esperar su turno, así como lo hará cuando sea mayor y empiece a hablar con otras personas.

- Responda a sus ruidos y a sus actos con sonrisas, ruidos o con el movimiento de una muñeca. Juegue juegos sencillos con el bebé, como por ejemplo al juego de “te veo”, y cántele canciones. Al principio usted tomará el turno con más frecuencia que él bebé. A medida que el bebé crece tomará más turnos, haciendo ruidos.

** Actividades para los Bebés que caminan:  ¿Qué hacen los bebés que caminan?

- Aprenden palabras nuevas todos los días.

- Dicen grupos de palabras ("más pan").

- Se turnan cuando hablan con otras personas.

- Formulan muchas preguntas ("¿Qué, qué?")

- Nombran los objetos que ven en las ilustraciones de los libros ("bola").

- Obedecen instrucciones que constan de dos partes ("Recoge las medias y ponlas en la canasta.")

- Dicen "no" y otras formas en negativo.

- Imitan las voces y los actos de los adultos.

- Entienden historias sencillas.

- Hojean libros por su propia cuenta.

- Repiten en coro las rimas y las palabras que se repiten en el libro.

- Garabatean con las crayolas y los marcadores lavables.

** Actividades e ideas para los bebés que caminan:

- Los niños aprenden de diversas maneras a leer y a escribir. Observan a los adultos, prueban sus propias ideas, resuelven problemas y se dan cuenta de la relación que hay entre la palabra hablada y la palabra escrita.

- Es conveniente preparar un lugar especial donde los niños pueden leer y escribir y animándolos a incluir la lectura y la escritura entre sus juegos.

- Al niño le empiezan a gustar los juegos imaginarios o de mentiritas.

- Utilice teléfonos (de juguete y de verdad) a disposición del niño. Busque teléfonos con teclas e inalámbricos. Ayúdele al niño a hablar por teléfono con un amigo o con un pariente.

- Cuando los bebés que caminan hacen juegos imaginarios, juegue con ellos. Utilice palabras nuevas y anímeles a hablar.

- Los bebés que caminan están aprendiendo a jugar con otros niños.

- Invite a dos o hasta cuatro niños a hacer algo juntos. Pueden cantar una canción, hacer juegos de dedos, hablarles a los títeres, o hacer juegos de palabras graciosos que tienen sentidos contrarios.

- Cuando el niño pierda el interés, cambie de actividad. A medida que el niño pueda prestar atención por un tiempo más largo, prolongue las actividades.

- Los bebés que caminan hacen muchas preguntas.

- Responda a las preguntas del niño. Primero, déle una respuesta corta. Si ésta no lo satisface, respóndale nuevamente. Es posible que el niño le formule más preguntas, porque no entiende la respuesta o porque le agrada preguntar.

- Tenga paciencia. El niño pregunta mucho porque está tratando de aprender todo lo que pueda sobre el mundo que lo rodea y acude a usted porque sabe que puede ayudarle a aprender.

- Al bebé que camina le gusta hablar con personas que lo escuchan.

- Comuníquele al niño que sus cuentos son interesantes. Haga algún comentario respecto a lo que el niño está haciendo. Pregúntele algo que anime al niño a hablar o juegue con él y háblele de lo que están haciendo juntos.

- Como parte de la actividad, háblele al niño, por ejemplo, a la hora de comer, de lavarse las manos y de guardar los juguetes.

- Escuche al niño cuanto tiempo sea necesario para que pueda contar su historia. Hágale preguntas para ayudarle al niño a explicar lo sucedido.

** La Lectura

- Al bebé que camina le agrada que se le lea.

- Léale al niño sus libros favoritos.

- Cuando el niño se lo pida, léale. Léale al niño inquieto que requiera tranquilizarse. Lea cuando se encuentren dentro o fuera del edificio. Lea al comienzo o al fin del día. Léale al niño cuando tenga tiempo libre para prestarle atención especial.

- Poco a poco, los bebés que caminan estén aprendiendo sobre los libros y la lectura.

- Señale las palabras cuando le lea al niño, para que se dé cuenta que usted le está leyendo las palabras, no las ilustraciones. Es posible que ellos no alcancen a entender esto hasta que sean mayores.

- Describa las ilustraciones. Señale los detalles que el niño haya pasado por alto.

- Ayúdele al niño a entender el cuento y a hablar sobre él. Hágale preguntas para ayudarle a relacionar el cuento con su propia vida.

- Aumente el placer que le produce un cuento favorito al niño mayorcito, agregándole algunos accesorios nuevos o dándole una actividad sencilla que hacer. Por ejemplo, después de leer cuentos sobre la cría de animales, ponga una canasta con animales de granja al lado de los bloquecitos. Después de leer cuentos sobre las orugas, pídale al niño que se arrastre como la oruga y que vuele como la mariposa.

** Desarrollo Muscular en Preparación para la Escritura

- Los bebés que caminan pueden usar las manos y los dedos para jugar con los juguetes y para valerse por sí mismos.

- Mantenga los juguetes al alcance del niño en estantes abiertos para que pueda sacar el juguete que guste y luego devolverlo a su lugar cuando termine de jugar con él. Ponga los juguetes que se usan juntos en el mismo lugar. Por ejemplo, ponga las crayolas y el papel en el mismo sitio.

- Fije un horario que le dé al niño suficiente tiempo para comer, lavarse las manos, prepararse para salir.

- Proporciónele al niño las condiciones necesarias para poder cumplir una tarea sin su ayuda.

- Déle tazas y utensilios para comer de tamaño apropiado.

- Marque cada cepillo de dientes con un símbolo especial -- una estrella, una cruz, un punto -- para que el niño sepa cuál es su cepillo de dientes.

- Déle al niño un variado surtido de juguetes de mesa y de materiales que le animen a usar las manos y los dedos, como por ejemplo los juguetes de ensartar y bloquecitos para amontonarlos y luego derribarlos. Estos objetos deben ser suficientemente grandes para que el niño no se los trague.

- A medida que la destreza del niño aumenta, ofrézcale materiales nuevos. Los niños mayorcitos pueden mejorar la coordinación del ojo con la mano armando rompecabezas de mayor número de piezas y bloquecitos de menor tamaño.

- El niño puede utilizar varios implementos para el dibujo y la escritura.

- Déle al niño una gran variedad de implementos para el dibujo y la escritura. Mantenga las crayolas, los marcadores y la tiza al alcance del niño para que no precise la ayuda de un adulto. Es preferible darles a los niños de esta edad hojas anchas de papel para dibujar y escribir, porque los movimientos de brazo que hacen son amplios. Para mayor variedad, el niño puede dibujar y escribir en una pizarra o sobre la acera.

- Prepare caballetes, pinturas lavables en 2 ó 3 colores y brochas gruesas de mango corto para que el niño pueda pintar todos los días.

- Anime al niño a usar los dedos para pintar líneas onduladas y círculos sobre bandejas o manteles de plástico.

** El niño empieza a fijarse en las letras y la escritura.

- De una manera informal, muéstrele las letras mediante el uso de bloquecitos de madera, rompecabezas, sellos, e imanes que tengan la forma de letras.

- Permítale que lo observe escribir la lista de compras, un aviso y explíquele el contenido de una nota que usted escriba. Al niño le gusta imitar lo que usted escribe y las demás actividades de los adultos.

** Ideas útiles para fomentar el aprendizaje del lenguaje.

- Háblele al niño cuando jueguen y en sus actividades cotidianas.

- Léale al niño todos los días, a una hora fija y cuando el niño se lo pida.

- Organice un rincón especial en su casa donde los niños   puedan leer y escribir.

- Mantenga los libros y otros materiales de lectura al alcance de los niños. Agregue libros nuevos a medida que la capacidad y los intereses del niño cambian.

- Mantenga materiales de escritura no tóxicos, como por ejemplo crayolas, marcadores, pinturas y brochas, así como papel de tipos diversos, al alcance del niño.

- Enséñele al niño que usted lee y escribe todos los días para divertirse y para cumplir con sus deberes.

- Anime al niño a valerse por sí mismo cuando sea capaz de hacerlo. Permítale alimentarse, vestirse, poner sus juguetes en orden, aunque el niño requiera más tiempo para hacer la tarea y ésta no se haga a la perfección.

¡Con pequeños pasos, grandes avances!

Licda. Natalia Calderón Astorga. M.Sc.

Especialista en Dificultades del Aprendizaje.

Terapeuta de Lenguaje Oral y Escrita.

Master en Educación.

PEDAGOGA.

BIBLIOGRAFÍA.

·· Acosta, V. y Moreno, A. Mª (1999). Dificultades del lenguaje en  

Ambientes educativos.  Barcelona, España.  Editorial Masson, S.A.

·· Ascoaga, J.  (1977).  Trastornos del lenguaje.  Buenos Aires, Argentina. 

Editorial El Ateneo.

·· Barzote, A. y Retana, C. (s.f.)  ¿Qué aprenden los niños cuando

aprenden a hablar?  Desarrollo lingüístico y cognitivo en los primeros años.  Editorial: AIQUE.

·· Berko, J. y Bernstein, N. (1999).  Psicolinguística. España.  Editorial

McGraw-Hill. Interamericana de España, S.A.

·· Berth, L. (1999).  Desarrollo del niño y del adolescente.  España: 

Prentice may.  4ta. Ed.

·· Cascante, G. (2002).  Evolución del lenguaje infantil. Antología del

Curso “Problemas específicos del lenguaje II”.  San José, Costa Rica, Universidad Católica de Costa Rica.

·· Dockrell, J. y Mc. Shine J.  (1997).  Dificultades de aprendizaje en la

infancia.  Un enfoque cognitivo.  Barcelona, España.  Editorial Paidós.

·· Escoriza, J. (1999). Dificultades de aprendizaje e intervención

psicopedagógica.  Barcelona, España.  Editorial de la Universidad de Barcelona.

·· Greene, J.  (1980). Psicolinguística:  Chomsky y la psicología.  México. 

Editorial Trillas.

·· Karmel, L. (1986).  Medición y evaluación escolar.  Administración y

aplicación de tests en educación.  México, D.F, México.  Editorial Trillas.

·· Martínez, E.  (1998).  Lingüística, teoría y aplicaciones.  España: 

Masson, S.A.

·· Michnick, R. y Hirsh, K. (2001). ¿Cómo hablan los bebés?  México, D.F.:

Oxford.

·· Ministerio de Educación Pública. (1984).  Manual de normas y

procedimientos para el manejo de los servicios de apoyo en Terapia del Lenguaje.  San José, Costa Rica.  Asesoría de Audición y Lenguaje, Departamento de Educación Especial.

·· Miretti, M. (2003).  La lengua oral en la educación inicial.  Santa Fe. 

Argentina.  Editorial:  Rosario: Homo Sapiens.

·· Monfort, M. y Otro.  (2002).  El niño que habla. Madrid:   General Pardiños.

·· Monfort, M.y Juárez, A.  (1987).  El niño que habla.  El lenguaje oral en

preescolar.  Madrid.  Editorial:  CEPE.

·· Nieto, M. (1991).  Anomalías del Lenguaje y su Corrección.  México

Distrito Federal, 1991.  Quinta Edición.  Editorial Francisco Méndez Oleo.

·· Prato, N.  (1990). Abordaje de la lectura y la escritura desde una

perspectiva psicolinguística.  Buenos Aires, Argentina, Editorial Guadalupe.

·· Puyuelo, M. (2003).  Manual de Desarrollo y Alteraciones del Lenguaje. 

Barcelona:  Editorial MASSON.

·· Real Academia Española.   (2001).  Diccionario de la lengua española. 

Vigésima segunda edición.  Madrid, España.  Editorial Espasa, S.A.

·· Santibáñez, J.D.  (2001).  Manual para la evaluación del aprendizaje

estudiantil.  México, D.F.  Editorial Trillas.

·· Santiuste, V. y Beltrán, J. (1998).  Dificultades de Aprendizaje. Madrid,

España.  Editorial Síntesis.






Artículos Relacionados:
Cómo hablan los bebés
Estimulación temprana del bebe

¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/que-hacen-bebes

Autor: Licda. Natalia Calderón Astorga. M.Sc.
Certificado de Publicación


noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones psicologos diccionario sinonimos gueb fotografo chicosygrandes Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa