Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Estructuras y color en la enseñanza

por Matilde de Abelleyra

Para modificar los problemas del habla y la deglución he diseñado una serie de estructuras tridimensionales que facilitan la transmisión del conocimiento. Las uso continuamente y cumplen con determinadas características.

En la primera, por ejemplo que llamo “Boca gigante” los colores elegidos son los primarios: rojo, azul, amarillo y los secundarios naranja y verde.

Son colores luminosos, atractivos. Estas reuniones de colores  originan un resultado agradable.

Busqué la armonía entre ellos utilizando dos pares de colores complementarios; rojo y verde y el azul y  anaranjado.

También utilicé el neutro de la madera para permitir la aparición del par complementario del amarillo, el violeta. Esto aparece por contraste simultáneo.

Los colores actúan con sus características fundamentales ya que se da el contraste de color en si mismo. Esto no requiere gran esfuerzo de la visión.

Logré de este modo un efecto multicolor, franco y potente.

El carácter particular de cada color se puso también en evidencia con el blanco y al mismo tiempo se rebajó  luminosidad de los otros colores.

El color naranja del suelo de la boca es el único que guarda relación con el color local de la cavidad bucal. Su textura recuerda, por analogía, a su interior.

Es un color caliente que activa la circulación sanguínea.

Las estructuras dentarias aparecen pintadas de color sin tener relación con el color real.

La presencia de colores fríos es mínima pero suficiente para establecer el contraste frío-caliente y provocar la atención.

Este material didáctico está construido para representar cinco aspectos de la deglución. Respeta la forma del piso de la boca y el tamaño y la forma del maxilar inferior.

Está construido en escala y es tres veces su tamaño.

Las estructuras dentarias son las que corresponden a un adulto: seis molares, cuatro premolares, dos caninos y cuatro incisivos.

La base está trabajada con una textura que asemeja las rugosidades del paladar duro. Si bien en el piso de la boca no encontramos estas características, se las representa aquí para evocarlo.

En su interior encontramos distintas maquinarias que tienen que ver con la construcción: una grúa, un camión mezclador de cemento y un camión volcador.

Por fuera un camión palanca y un camión tanque.

Cada uno cumple una función en el proceso de la deglución y ocupan, por analogía el lugar de los distintos órganos, estructuras dentarias, glándulas y músculos que intervienen en este primer momento.

Los movimientos los realizo colocando alimento en el receptáculo de la grúa,  la hago rotar lateralmente hasta depositarlo en los dos primeros molares. Acerco entonces el camión tanque que trae la saliva, pues es en este lugar que comienza la trituración.

Comienzo a hacer girar el camión mezclador y vuelve la grúa a su lugar. Allí se forma el bolo alimenticio que, una vez listo, lo coloco sobre  el camión palanca. Lo hago saltar  presionando rápidamente la parte mas corta de su superficie móvil. Esto lo hace  llegar hasta el camión volcador.

Una vez que está dentro de la caja volcadora, rápidamente, la elevo y el alimento se desliza hacia atrás.

En esta segunda estructura que llamé “Hioides” el color  es uno de los secundarios, el verde.

Es uniforme resaltando las estructuras óseas y con transparencia en la lengua para indicar su movilidad.

Mediante este color uniforme pongode relieve al aparato hial unido al cráneo, su articulación y movilidad.

El color neutro del metal permite la aparición del rojo como par complementario.

El verde es un color intermedio entre el amarillo y el azul.

Con este material didáctico muestro la ubicación del hueso hioides con respecto a la caja craneana, su articulación con la base del cráneo por medio del aparato hial y su relación con la articulación témporo-mandibular y los músculos masetero y temporal.

Puedo separarlo de las apófisis estiloides liberándolo de la base del cráneo y proyectándolo hacia fuera de la boca como logran hacerlo los reptiles y las aves que no lo tienen unido al cráneo.

Una vez colocado en su lugar lo tomo con los dedos y lo balanceo hacia atrás y adelante a modo de  “trapecio” para ver como se proyecta al espacio interdentario o como es capaz de llevar la lengua hacia atrás hasta dejarla en posición de descanso.

Lo tomo del mismo modo y colocando un trozo de alimento en la punta de la lengua, lo llevo hacia atrás y luego lo rotamos lateralmente para hacer la “grúa”. Siempre dirijo el movimiento desde el hueso hioides.

Hago lo varias veces  depositando con este movimiento el alimento en los molares. De este modo se forma la “bolita”.

Cuando lo elevo lo inclinamos levemente hacia arriba sobre su eje transversal para que la lengua lleve su punta hacia arriba. Todos los movimientos de la lengua se hacen desde el hioides.

Lo muestro unido al cráneo por medio de los huesecillos, cartílagos o ligamentos que forman el aparato hial.

Al mover repetidas veces el hueso hioides hacia arriba y hacia abajo muestro como aparece el sonido del fonema “r” al comenzar la vibración en la base de la lengua y extenderse hasta la punta..

En este otro material busco destacar la forma de las estructuras óseas y dentarias mediante el color neutro de la madera.

Solo aparecen elementos de color para destacar los dientes en pala. También los  elementos de color aparecen sujetando la varilla del aparato hial.

Los colores utilizados son primarios, azul y amarillo.

 Busqué el contraste de color en si mismo.

El amarillo se lo utilicé por su semejanza con el color marfil de las estructuras dentarias. Es el más luminoso de los colores.

La transparencia permite apreciar la forma curva de la lengua y su movilidad.

El color neutro permite la aparición de los pares complementarios: amarillo y violeta, azul y anaranjado por contraste simultáneo.

Con él puedo ilustrar aspectos de la deglución, de la articulación y la forma del paladar duro.

Al colocar la punta de la lengua entre los incisivos superiores y los inferiores muestro la interposición lingual.

Apoyando la punta de la lengua sobre los incisivos superiores y empujándolos logro hacer ver como se desplazan por acción de esta ya que tienen una articulación móvil.

Rotando la punta de la lengua hacia abajo y proyectando el dorso de la misma consigo también su desplazamiento.

Ubicando la lengua en posición de descanso,  tiro hacia abajo y hago que esta se deslice por la ranura hecha en el tubo de PVC que la sujeta a la varilla transversal, hasta que llega al extremo superior. Ven entonces como va hacia atrás desde su base.

 De la misma forma tiro de la lengua hacia delante para que se deslice por la misma ranura hasta su extremo inferior, proyectándola hacia fuera de la boca o rotándola sobre si misma.

Estando la lengua en posición de descanso, tomo la punta y la roto exageradamente hacia abajo imitando los movimientos de rotación sobre si misma que realiza en la succión.

Con este mismo movimiento muestro como se desliza por la ranura hasta su extremo inferior, adelantándose por acción del hueso hioides.

Flexiono la punta de la lengua hacia arriba, apoyándola en el paladar duro y la muevo varias veces imitando el movimiento de vibración del fonema “r”. De la misma forma muestro como varía al producir la vibración en otro lugar.

Con la lengua en posición de descanso, separo el dorso de la misma del paladar duro y muestro la forma que adopta al pronunciar el fonema “s”. Así también muestro sus variaciones. Según la ubicación de la punta y su mayor o menor alejamiento del paladar duro.

Las vocales también pueden ser representadas dejando la punta de la lengua en descanso y elevando el dorso según sean anteriores, media o posteriores.

Represento al fonema “d” con su interposición lingual. Utilizo la porción posterior del dorso de la lengua para los fonemas “g y j”.

En el caso de la “k” y “q” aprovecho la ranura posterior para provocar su ascenso.

Con “l, n, ñ y t” flexiono la punta de la lengua hacia arriba y la apoyo sobre el paladar duro.

A la “x” la presento como una combinación de la “k y la s”.

La característica de la “y” es confundirse con la “sh” según como ubiquemos la punta de la lengua. Las diferencio flexionando más  la punta hacia el paladar duro en caso de la “sh” y menos en el caso de la “y”.

A la “z” la ven cuando proyecto la punta de la lengua al espacio interdentario.

En cuanto al proceso de la deglución puedo mostrar como hacemos la grúa, con la lengua en posición de descanso la rotodesde atrás, donde está insertada en la varilla transversal hasta colocar el alimento sobre los molares.

También se ve como se forma el bolo repitiendo este movimiento varias veces seguidas.

Deslizando la lengua por la ranura del tubo de PVC mmuestro como se eleva el hueso hioides y empuja la punta de la lengua que se aplica a la bóveda palatina. En el caso de no lograr aplicarse a la bóveda platina ve como empuja los incisivos superiores y los desplaza o como rota sobre si misma, empujándolos también con el dorso.

Se observa aquí con toda claridad al músculo milohioideo, formando el piso de la boca.

El paladar duro está articulado y puede representar la forma “ojival”.

                                                    Matilde de Abelleyra

          Prof. Nac. de Escultura de la Esc. Nac. de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón

                                                     Fonoaudióloga

                                              mabelleyra@arnet.com.ar

                                                        Argentina







¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/estructuras-ensenanza

Autor: Matilde de Abelleyra
Certificado de Publicación


noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa