Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Una escuela para pensar

por Lic. María Cristina Cicarelli

ENSEÑAR PARA COMPRENDER: PROCESOS  INVOLUCRADOS

Autora: Lic. María Cristina Cicarelli.

PARA PENSAR:

¡Enciéndete la luz del corazón!

Y entonces te saldrá luz por los ojos y ya no verás

más que cosas bonitas y sólo niños buenos.

                   Phil Bosmans

Por el trabajo el hombre da lo mejor que tiene:

su actividad personal, algo suyo, lo más suyo;

no su dinero, sus bienes,

sino su esfuerzo, su vida misma.

                         P. Alberto Hurtado

Tu cultura es la extensión de tu espíritu,

la ampliación de tus horizontes.

INTRODUCCIÓN

UNA ESCUELA PARA PENSAR

Una escuela basada en la cultura involucra técnicas de enseñanza diferentes (no basada en materias).

En ella, hay cuatro fuerzas culturales que interactúan al mismo tiempo poniendo en funcionamiento procesos básicos del pensamiento.

Estas fuerzas son:

  • Explicación.
  • Modelado.
  • Explicación y modelado.
  • Interacción.

Esta escuela del pensamiento implica que los docentes enseñen a sus alumnos a usar estrategias de pensamiento a la hora de involucrarse en desafíos intelectuales.

¿De qué forma lo hace?:

Cultivando el espíritu estratégico ayudando a sus alumnos a pensar estratégicamente a  tomar decisiones.

Los pasos que involucran este proceso son:

  • Explicar directamente la importancia de tomar decisiones estratégicas (explicación), describiendo una situación en la que él mismo recurrió a una estrategia de toma de decisiones para elegir algo (modelado).
  • Explicar cada paso de la estrategia, dibujar un modelo en el pizarrón (explicación y modelado).
  • Los alumnos, luego trabajan en grupos pequeños y usan esa estrategia para reelaborar una decisión acerca de un tema escolar específico (Ej. la guerra de las Malvinas). El docente les dice que piensen como si fueran los protagonistas (ponerse en el lugar del otro). ¿Qué opciones tienen?.¿Qué decisiones tomarían?. ¿Por qué? (interacción).

Para retroalimentar y mantener el espíritu estratégico vivo, el docente, además propone:

  • Colocar carteles con las ideas esenciales acerca de la toma de decisiones (fuerza cultural: explicación).
  • Compara lo analizado con otras situaciones similares. Por ejemplo, el lanzamiento de la bomba atómica (fuerza cultural: explicación y modelado).
  • Aconseja sobre procedimiento (fuerza cultural: realimentación).

En todo este proceso es importante que el lenguaje proporcione claves que indiquen como evaluarse e interpretarse las afirmaciones ya que hay un pensamiento implícito en la afirmación: palabras que indiquen si se trata por ejemplo, de una especulación, de una hipótesis que se está investigando o de una deducción basada en evidencias recogidas cuidadosamente.

Si los alumnos poseen un rico vocabulario referido al pensamiento tendrán mayores posibilidades de elegir diferentes caminos posibles para dirigir sus ideas y reflexiones, lo que permite pensar con precisión.

Este lenguaje de pensamiento está formado por palabras y modos de comunicación que posee la lengua natural para referirse a los productos y procesos del pensamiento.

Las palabras que incluye involucran  procesos básicos del pensamiento como ser:

  • Pensar.
  • Adivinar.
  • Crear.
  • Conjeturar.
  • Hipotetizar.
  • Razonar.
  • Sospechar.
  • Dudar.
  • Teorizar...

El aprendizaje del vocabulario del lenguaje del pensamiento representa conceptos importantes para pensar.

Los conceptos y el vocabulario se aprenden mejor en situaciones cotidianas y en contextos naturales, como ser la LECTURA Y LA CONVERSACIÓN.

De esto se desprende que los alumnos no necesitan conocer las definiciones de palabras difíciles o desconocidas, de antemano.

Los niños pequeños ya tienen adquirido el aparato conceptual necesario para comprender muchos de los términos que se le presentan cotidianamente, aún aunque no se le haya enseñado la palabra precisa.

Sin embargo, los docentes y los textos escolares tienden a simplificar el lenguaje, pensando que de esa manera simplifican contenidos difíciles.

Por el contrario, impiden a los alumnos que reciban pautas o claves lingüísticas necesarias para poder dirigir y organizar su propio pensamiento.

EL LENGUAJE DE PENSAMIENTO

El lenguaje de pensamiento facilita a los alumnos a procesar mejor la información, a pensar mejor. Ayuda a:

· Organizar y comunicar su propio pensamiento con mayor precisión e inteligencia:

1. Las palabras son instrumentos de precisión.

2. Crean categorías para pensar, para explicar.

· Comunicar y reforzar normas del pensamiento:

1. Las palabras dicen qué tipos de pensamiento son adecuados y cuándo lo son.

2. De acuerdo al nivel del discurso del docente, se elevará o disminuirá las pistas para un mejor pensamiento.

Los elementos necesarios para lograr que el lenguaje del pensamiento se convierta en parte de la propia escuela tienen que ver con las cuatro fuerzas culturales ya analizadas.

Estas formas posibilitan que la cultura enseñe patrones para el buen pensamiento.

El modelado consiste en ejemplo o demostraciones prácticas de buen pensamiento.

La explicación concierne a la transmisión directa de la información relevante para el buen pensamiento.

La interacción involucra el uso activo de buenas prácticas de pensamiento con otros integrantes de la comunidad.

La realimentación es la información que proporcionan otros miembros de la comunidad sobre la exactitud y solidez de las prácticas de pensamiento.

Modelar un lenguaje de pensamiento significa incorporar ejemplos y demostraciones de palabras y conceptos de lenguaje de pensamiento en las actividades habituales del aula.

Por ejemplo, usar muchas palabras de lenguaje de pensamiento en la clase y señalarlas también, en los periódicos y libros de textos son formas de modelar este tipo de lenguaje.

Proporcionar explicaciones de un lenguaje de pensamiento significa enseñar directamente el significado de la terminología, junto con la enseñanza directa de su empleo.

Por ejemplo, se puede explicar a los alumnos que significa una palabra determinada y explicar como sacar conclusiones propias e identificar las de otros.

La cultura es un fenómeno activo e interactivo.

La enseñanza de un lenguaje de pensamiento involucra proporcionar oportunidades para que  los alumnos usen términos y conceptos de un lenguaje de pensamiento en sus interacciones dadas en el aula.

Esto posibilita crear la expectativa que los alumnos usen estos términos en la escritura, en los trabajos grupales y en las conversaciones.

Proporcionar realimentación significa ofrecer a los alumnos la posibilidad de estímulos y guías informativos con respecto al empleo de términos y conceptos de un lenguaje propio de pensamiento.

Por ejemplo, el docente al reformular el habla inexperta de sus alumnos mostrándole conceptos más precisos, implica una realimentación del pensamiento.

PODER APRENDER

METACOGNICIÓN Y ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE

La metacognición, según Flavell es:

El conocimiento sobre los procesos cognitivos (normalmente sobre la propia actividad cognitiva) y la regulación de dichos procesos.

Distingue tres categorías de conocimientos metacognitivos:

· Conocimientos sobre personas.

· Conocimientos sobre tareas.

· Conocimiento sobre estrategias.

Las estrategias son los conocimientos que las personas sobre la manera de ejecutar una serie de acciones para resolver una tarea.

En cuanto a la regulación de los procesos cognitivos se refiere al aspecto procedimental del conocimiento y permite encadenar de forma eficaz las acciones necesarias para alcanzar una meta.

Suelen ser conocimientos relativamente inestables ya que son dependientes de las tareas e independientes de la edad.

En la resolución de un problema, hay tres fases:

· El de planificación.

· El del control on line.

· El de evaluación.

El tema de las estrategias de resolución de problemas en general y de las estrategias de aprendizaje en particular, está íntimamente ligado al concepto de la metacognición.

Las razones son las siguientes:

· El concepto de estrategia está ligado al aspecto procedimental de los conocimientos. Por lo tanto, la secuencia de acciones encaminadas a conseguir una determinada meta necesita de mecanismos reguladores.

·  Ninguna estrategia puede desplegarse sin un mínimo de planificación, control y evaluación..

· El concepto de estrategia está relacionado con el aspecto regulador de la metacognición.

· Hay dos tipos de procedimientos: aquellos que consisten en una secuencia automatizada de acciones, denominadas también destrezas, técnicas, hábitos o habilidades y aquellos que implican una secuencia de acciones realizadas de forma deliberada y planificada: estas últimas son las estrategias.

· Las estrategias suponen la existencia de una actividad consciente e intencionada por parte del sujeto sobre qué y cómo encadenar una serie de procedimientos apropiados para lograr una determinada meta.

En definitiva, se intenta que el alumno pase de un conocimiento automatizado y técnico a un conocimiento estratégico, gracias al cual el alumno planifica, controla de forma consciente el proceso de resolución y evalúa la manera en que esta tarea se lleva a cabo.






Artículos Relacionados:
Las estrategias cognitivas

¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/escuela-pensar

Autor: Lic. María Cristina Cicarelli
Certificado de Publicación


noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar