Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Dificultades del Aprendizaje de la Historia


DIFICULTADES DE APRENDIZAJE EN HISTORIA

àEL DESARROLLO DE LA CAPACIDAD PARA LA CONTEXTUALIZACIÓN ESPACIO-TEMPORAL Y LAS ETAPAS CRONOLÓGICAS:

La concepción del tiempo es un primer obstáculo fundamental para el logro de los aprendizajes de Historia.

En un principio la extensión del tiempo se confunde con la de su propia existencia. Un acontecimiento solo ha sucedido antes si ese antes se relaciona con un hecho vivido por él. Y si el niño no puede aprehender el tiempo independientemente de su experiencia personal, tampoco es capaz de distinguir los momentos aislados de su entramado.

La comprensión del tiempo como algo contínuo es una capacidad de aparición relativamente tardía, pero fundamental en el desarrollo de los conceptos de tiempo, y no solo en relación con la Historia. Solo después de los 15-16 años aparece en el indivíduo la capacidad de concebir el tiempo, cuando va alcanzando a entender la sucesividad del tiempo y de aplicar la concepción de temporalidad y ritmos en el estudio de hechos y acontecimientos del pasado. Al final de la ESO es cuando los alumnos son capaces de ir comprendiendo la complejidad del tiempo histórico.

àLA ESCASA EFICACIA PARA DISCRIMINAR, OBSERVAR CONTRASTES, ENCONTRAR VÍNCULOS, ESTABLECER RELACIONES Y FORMULAR GENERALIZACIONES:

Las deficiencias descritas antes son manifestaciones debidas a que el conocimiento que pretende alumbrar la Historia se produce sobre hechos que ya no existen, y las dificultades se derivan del escaso recurso a la imaginación, la curiosidad y la memoria a largo plazo.

Otros factores que contribuyen o explican también las DA en esta materia, aunque muchos de ellos mantienen una estrecha relación con el estado de madurez psicológica del aprendiz son:

  • Deficiente comprensión de conceptos históricos y desarrollo de ideas previas incorrectas sobre la historia y sus procedimientos.
  • La comprensión del tiempo histórico y los mapas cognitivos temporales.
  • Dificultades para el establecimiento de causas y la explicación multicausal.
  • La empatía en el aprendizaje de la Historia.
  • Dificultades para la distinción entre hechos y opiniones, datos e interpretaciones de los acontecimientos históricos.
  • La comprensión del carácter relativista de la interpretación de la Historia.
  • La existencia de un tipo de historia oficial manipulada que se maneja en el ámbito social, en la política y en los medios de comunicación de masas.

1: La deficiente comprensión de conceptos históricos y el desarrollo de ideas previas incorrectas sobre la Historia y sus procedimientos:

Los conceptos en Historia, tienen una serie de rasgos que contribuyen a complicar su aprendizaje, como por destacar algunos, decir: muchos de los conceptos de Historia que se presentan a los alumnos poseen un nivel de abstracción muy elevado y extrañan su comprensión en una red más amplia de significados; las dificultades en la elaboración y comprensión de conceptos arrancan del desconocimiento de las realidades de la vida social a las que se refieren. Es decir, la enseñanza de la Historia pretende transmitir un conocimiento destinado a la comprensión del pasado, pero esto se hace siempre desde herramientas conceptuales que tienen sentido en el mundo presente...

2: La comprensión del tiempo histórico y los mapas cognitivos temporales:

Dominar la noción de tiempo histórico es una competencia indispensable para entender a las situaciones y los hechos que analiza la Historia, un concepto de tiempo histórico que vaya más allá de la mera cronología y en la que se inscriban también los aspectos ligados a la comprensión de la causalidad histórica.

La noción de tiempo no la maneja la disciplina histórica exclusivamente, sino que resulta relevante para todas las Ciencias Sociales. Sin embargo, la historia la disciplina que centra en el tiempo la columna vertebral en la que fija sus contenidos. La disciplina histórica es inseparable del concepto de tiempo, pues la esencia de la comprensión histórica reside en una mirada retrospectiva en el tiempo.

Las dificultades que plantea la comprensión del tiempo histórico a los alumnos surgen, en primer lugar, de que carecen de experiencia que duración temporal aplicadas a períodos tan extensos como los que se manejan en la historia.

3: Dificultades para el establecimiento de causas y la explicación multicausal:

Los problemas para el aprendizaje de la causación histórica son muchos, y muy diversas sus manifestaciones en que se concretan, algunos de los rasgos más frecuentes y que se destacan entre los que se nos proponen a mi parecer son: la tendencia a buscar explicaciones intencionales en las acciones individuales; personalizar las explicaciones más que considerar las causas estructurales en algunos casos históricos; predominio de unos factores externos; dificultades para la comprensión de todas las interrelaciones y jerarquizaciones entre distintas causas, atribuyendo a todas un peso similar y sin importar el orden narrativo de los factores causales....

4: La empatía en el aprendizaje de la Historia:

Practicar la empatía supone la disposición intelectual para colocarse en el lugar de otra persona tratando de comprender sus pensamientos y acciones desde la perspectiva del pasado.

El presentismo viene a ser esa tendencia a verter en los juicios sobre la Historia todas las asunciones y preconceptos adquiridos por los alumnos en su experiencia actual.

La perspectiva empática resulta un asunto de gran complejidad para los alumnos. Primero por las exigencias de la abstracción que plantea el ejercicio de proyección sobre el pasado; pero sobre todo pues los niños y adolescentes se mueven con una inmadurez llena de presentismo y de desconexión permanente con el pasado, aunque se trate de un pasado inmediato, pues lo que no es el hoy no interesa.

5: Dificultades para la distinción entre hechos y opiniones, entre datos e interpretaciones de los acontecimientos históricos:

La distinción entre el dato y su interpretación o interpretaciones que se pueden construir en base a él, supone con frecuencia una fuente de problemas en la comprensión de relaciones entre los hechos y sus interpretaciones es el resultado de un lento y dificultoso proceso de evaluación, reflexión y establecimiento de conclusiones a lo que se une la importancia para operar adecuadamente con el pensamiento científico.

6: La comprensión del carácter relativista de la interpretación de la Historia:

Para los alumnos de los niveles obligatorios de la enseñanza no es fácil lograr una madurez en la comprensión del relativismo. El problema está en que más tarde no sea capaz de superar tampoco cierto relativismo enfermizo o pasota.

Superar los frecuentes errores a que conduce la asunción literal y acrítica de los conocimientos que el contexto académico ofrece sobre la historia, requiere enseñar esta materia extremando la atención sobre las características de las actividades de aprendizaje que se les proponen a los alumnos, entrenarlos en la capacidad para admitir y ponderar tanto las informaciones coincidentes como las discrepantes entre sí; enseñando a los alumnos a distinguir y comprender las diferencias entre el concepto de ciencias histórica y la materia que estudia.

Lo relevante desde el punto de vista didáctico y del desarrollo cognitivo del alumno es, pues, abordar una enseñanza de la Historia que no solo intente impartir contenidos, sino también hacer reflexionar a los alumnos sobre los métodos utilizados por el historiador, entrenarlos en los aspectos más elementales de la clasificación y evaluación de la información histórica, así como introducirlos en los más complejos ejercicios de formulación y comprobación de hipótesis.

7: La existencia de un tipo de Historia oficial manipulada que se maneja en el ámbito social, en la política y en los medios de comunicación de masas:

Es cierto que en estos niveles educativos lo relevante del aprendizaje de esta disciplina no es acumular noticias y memorizar datos y fechas, sino entender el funcionamiento de la sociedad en el pasado, centrando su poder formativo en el desarrollo de conceptos como los de cambio y continuidad de tiempo y cronología de causalidad y consecuencias, etc... y de capacidades para la empatía, para el relativismo interpretativo, para la comprensión de la vida de las sociedades ...

Desde el punto de vista de la didáctica, la elección de los contenidos sobre los que trabajar las posibilidades educativas de la historia debiera estar sometido al criterio básico de valorar sus posibilidades de ser lo más significativos para los alumnos. Hay quienes defienden que las capacidades mencionadas antes se pueden desarrollar sobre cualquier contenido histórico, pero la politización en la enseñanza de la historia se produce cuando en la selección y adecuación de los contenidos a enseñar se introducen otros criterios ajenos a las consideraciones epistemológicas y didácticas de la materia y a las características psicológicas personales y contextuales de los alumnos.

José Luis Cózar Mata. Psicopedagogía. Facultad de Ciencias de la Educación de Granada.







¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=461



noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa