Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Falta de atención


FALTA DE  ATENCIÓN

Causas

Podemos definir como los fallos en los mecanismos de funcionamiento de la atención que producen una falta de adaptación a las exigencias del ambiente, o a nuestras propias exigencias». La definición es algo tautológica si no aclaramos a qué mecanismos de funcionamiento nos referimos. Básicamente, aunque posteriormente los ampliaremos, nos referimos a la amplitud atencional, es decir, la cantidad de información que el niño puede procesar al mismo tiempo y a la intesidad atencional, es decir, a la capacidad para mantenerse sobre la tarea, respondiendo a sus demandas

Diagnóstico

· Son menos capaces de mantener el mismo grado de compromiso en las tareas que otros niños.

·  No pueden prestar suficiente atención a los detalles.

·  Pierden la concentración en tareas rutinarias.

·  Sus trabajos suelen ser poco limpios y desordenados.

·  Cambian de una actividad a otra sin terminar ninguna de ellas.

·  Pierden el material y olvidan las cosas.

Como en muchas entidades clínicas, de primera intención el diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención parece no tener problema, pero no debe perderse de vista que muchos pacientes tienen problemas psiquiátricos agregados que pudieran dificultar el llegar a una conclusión. En algunos estudios comunitarios se ha podido mostrar que hay sobrediagnóstico y por lo tanto sobretratamiento; incluso es muy probable que como también sucede en otras enfermedades, la inatención o la hiperactividad solo sean síntomas de otros diagnósticos psiquiátricos o neurológicos y no la enfermedad en sí. Tal podría ser el caso de los trastornos de conducta, trastorno de aprendizaje, trastorno desafiante por oposición, trastorno de Tourette´s, incapacidad para el lenguaje y el habla, o los que afectan la atención como trastornos de ansiedad ( ansiedad de separación, trastorno obsesivo o sobreansiedad) , de personalidad ( manía, depresión ), abuso de sustancias, esquizofrenia o psicosis, resistencia generalizada a hormona tiroidea o hipertiroidismo. Se ha encontrado en los diferentes estudios realizados que el TDAH tiene predisposición familiar, sobre todo cuando aparece con un trastorno de conducta con expresión variable como la depresión mayor

Como síntomas agregados al TDAH principalmente en el tipo combinado, se ha hallado alteración de la percepción visomotora, lo cual está en relación directa con problemas de aprendizaje y en todas las tareas que requieran percepción visomotora

Cuando existen de manera agregada a trastorno de atención o de aprendizaje, signos y síntomas neurológicos focales, cefalea o crisis epilepticas, pudiera sospecharse incluso de neoplasias del lóbulo temporal, teniendo un gran valor en estos casos, como auxiliar importante de diagnóstico el EEG

En fin, a manera de síntesis, se puede decir que el diagnóstico se basa en primer termino en los criterios de la Asociación Psiquiátrica Americana de 1994, teniendo en cuenta los antecedentes familiares otorgados por los padres o escolares otorgados por los maestros, desde luego la exploración neurológica para descartar alteraciones orgánicas como las visuales o auditivas, sin perder de vista que una gran parte de los niños con TDAH cursan con signos y síntomas que pudieran corresponder a otro tipo de trastornos psiquiátricos, teniendo necesidad de descartar por ejemplo, retraso mental, autismo o esquizofrenia. A partir de la discusión sobre la clasificación de los pacientes, se ha profundizado en el diagnóstico y tratamiento, lo que ha conducido actualmente a una mejor evaluación y manejo de estos niños

TRATAMIENTO

Es indispensable dejar asentado que el manejo del niño con TDAH es multidisciplinario, intervienen de manera coordinada como un equipo los padres, maestros, licenciados en educación especial, especialistas en salud mental, psicologos, médicos psiquiatras y hasta neuropediatras, combinando técnicas de manejo de conducta domiciliarias y escolares, sitio educacional y farmacoterapia. Desde luego la presentación de material educativo a los pacientes, padres y maestros es esencial, a los padres es conveniente hacerles saber que el TDAH es de origen cerebral, sin una causa clara, que es un problema crónico pero que con tratamiento apropiado los síntomas pueden controlarse. En Estados Unidos se ha establecido un organismo nacional que cuenta en la actualidad con 32, 000 miembros con mas de 500 capítulos estatales, fundado en 1987 como respuesta a la frustación y sensación de aislamiento experimentado por los padres de niños con TDAH, con la ventaja de poner en contacto a expertos con padres, intercambiar experiencias entre padres, elaborar material de lectura para no médicos, promover investigaciones, etc.. En México es una tarea aún pendiente en este problema, y en otros más, probablemente de mayor impacto en los padres y en la calidad de vida de los niños, como el de las enfermedades crónico - degenerativas

En cuanto a las técnicas para modificar la conducta, dentro de las más importantes se encuentran el registro diario de las acciones, con reforzamiento positivo a través de los padres y maestros en la escuela; minimizando interacciones que lesionen la auto-estima de los niños

Otro aspecto básico en el manejo de los niños con TDAH, es el educativo, ya que como se ha comentado coexisten frecuentemente con trastornos de aprendizaje que requieren de técnicas especiales que pueden ir desde otorgar un sitio preferencial dentro del salón de clases hasta modificación sustancial de los programas de aprendizaje escolar, sin perder de vista que la gran mayoría de niños pueden ser manejados en una escuela regular

La intervención del médico neuropediatra de manera directa es, además de coadyuvar o en muchas ocasiones integrar el diagnóstico, asumiendo la función de coordinador del equipo; colaborar en el establecimiento, seguimiento y evaluación del manejo farmacológico. Sin olvidar que en casos complicados o complejos se requiere del apoyo psiquiátrico

La decisión para iniciar tratamiento farmacológico se fundamenta en la severidad de los síntomas, cuando son leves pudiera intentarse modificación de la conducta en casa o escuela, pero cuando existe riesgo físico o psicológico por la sintomatología, se hace necesario iniciar medicamentos, siempre en común acuerdo con los padres, haciendo explícitos los efectos indeseables posibles o probables; una estrategia que da resultado contra la resistencia por la influencia externa, de los padres, a la medicación, es iniciar con dosis bajas, que se incrementarán progresivamente cada semana, de tal manera que se hace participar a los propios padres en la vigilancia del efecto y además permite al médico observar más directamente el resultado inmediato, hasta ajustar la dosis necesaria

El arsenal farmacológico validado hasta la actualidad, se reduce a cuatro fármacos estimulantes del Sistema Nervioso Central, metilfenidato ( Ritalin) , dextroanfetamina ( Dexedrina), metanfetamina ( Desoxyn ) y pemolina ( Cylert) , aunque se continúa investigando el uso de otros; el único con disponibilidad en el mercado nacional es el metilfenidato ( Ritalin)

Desde luego, como todos los fármacos tienen sus contraindicaciones, siendo las más importantes: reacciones alérgicas previas; marcada ansiedad, tensión o agitación, glaucoma ( metilfenidato y anfetaminas ), antecedentes de abuso de drogas ( anfetaminas ), historia familiar o personal de síndrome de Tourette´s, tics ( metilfenidato), hipertiroidismo, hipertensión arterial moderada o severa, arterioesclerosis avanzada, enfermedad cardiovascular sintomática (anfetaminas) , alteración de la función hepática ( pemolina). Y se utilizan con precaución en Hipertensión leve, depresión severa, madres lactando, ansiedad, crisis epilépticas, psicosis y en el embarazo. Sin olvidar que interactúan con agentes presores, y que no deben administrarse antes de 2 semanas de haber usado inhibidores de la MAO. Además inhiben el metabolismo de anticoagulantes warfarínicos, antiepilépticos y antidepresivos tricíclicos y pueden disminuir los efectos hipotensores de la guanetidina

Existen otros fármacos como el Bupropion, que aún no están disponibles completamente para su uso clínico, los estudios realizados hasta el momento, son alentadores pero no son suficientes para recomendar su administración, requieren de más ensayos clínicos controlados. El pindolol un beta bloqueador que ha probado ser útil en disminuir la hiperactividad, con menor efecto que el Metilfenidato. Con fenfluramine se han encontrado muchos efectos indeseables neurotóxicos ( anorexia, somnolencia, vértigo) sin tener mayor utilidad de que metilfenidato. En niños epilépticos con TDAH el uso combinado de metifenidato con drogas antiepilépticas no genera ningún problema 57-60. Quedan pendientes muchas situaciones a resolver en el manejo, por ejemplo la farmacoterapia cuando el TDAH coexiste con otros trastornos, el uso de combinaciones terapéuticas al parecer no se ha resuelto absolutamente, incluyendo el tratamiento psicosocial

Se tiene un temor tradicional a que los niños bajo tratamiento con estimulantes del SNC , puedan desarrollar adicciones, en otras etapas de la vida, incluso hay estudios con algunos resultados en ese sentido 62. Sin embargo el consenso general es que no existe tal situación






Artículos Relacionados:
Caracteristicas de los Niños Hiperactivos
Hiperactividad

¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=427



noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones psicologos diccionario sinonimos gueb fotografo chicosygrandes Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa