Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Inhibicion Psicomotriz


INHIBICION PSICOMOTRIZ

Siendo la inhibición uno de los síntomas más consultados en los dispositivos médico-psicológicos es curiosa la poca extensión que se le dedica en los diferentes textos consultados. Puede afectar a todos los sectores de la vida infantil concerniendo tanto a los comportamiento socializados como a las conductas mentalizadas. Aquí nos interesa la inhibición que se manifiesta en el plano motor.

Es un trastorno muy bien tolerado, pues son niños tranquilos, sumisos, de los que nunca hay nada que comentar y a los que se califica como "muy buenos"; en un grado mayor nos encontramos con el "niño tímido" que presenta una limitación importante en su desenvolvimiento social, sobre todo fuera de casa. Mazet y Houzel (6) dicen que el cuerpo resulta lento en sus movimientos y gestos, que puede asociarse rigidez postural en actitudes y movimientos, torpeza y calambres funcionales y que a veces la exploración revela un estado tensional con cierto grado de contractura muscular.

En el plano psíquico se acusa una inhibición intelectual, con aire de pasividad, hipercontrol y la antes citada timidez (7); la inhibición para soñar, imaginar y fantasear es frecuente aún cuando no sea motivo de consulta; suele ir acompañada de leves rasgos obsesivos. Son niños que juegan poco y, si lo hacen, es en juegos conformistas, prefieren también actividades manipulativas que impliquen aspectos repetitivos.

Si a esta imagen le sumamos la inhibición del aprendizaje, el niño. a pesar de su nivel intelectual normal, parece "tonto", fracasa en clase y fuera de ella se convierte en blanco de bromas y objeto de explotación.

Psicopatológicamente se trata de niños que viven las pulsiones libidinales, sobre todo las agresivas, como angustiosas y culpabilizadoras, la única solución que encuentran para luchar contra ellas es su represión masiva, dada la fragilidad del Yo o las coacciones educativas y paternas demasiado rígidas.

Cuando la inhibición domina en su vertiente socializada, los test proyectivos puede revelar directamente la riqueza e intensidad pulsional subyacente.

En algunos casos la inhibición es tan masiva que habrá que pensar en una patología grave, generalmente de índole psicótica.

El tratamiento de elección es la psicoterapia, sobre todo en su modalidad grupal.

a) TORPEZA PSICOMOTORA

La noción de torpeza en el lenguaje corriente suele aplicarse a dificultades menores, molestias para el niño, irritantes o decepcionantes para quienes le rodean, con una dimensión relacional y afectiva evidentes, puestas de manifiesto en la fluctuación de la dificultad según las circunstancias. Habrá que diferenciar los casos anteriores de aquellos otros en los que la torpeza es constante, mayor, localizada o difusa y subsidiaria de tratamiento específico; aquí, Mazet y Houzel  engloban:

Los trastornos de la lateralización

La debilidad psicomotriz y

­Las dispraxias infantiles.






Artículos Relacionados:
Psicomotricidad: Capacidad y Habilidad

¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=422



noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa