Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Psicomotricidad: Intervención de Alumnos de una Discapacidad Motora Grave


INTERVENCIÓN CON ALUMNOS CON UNA

DISCAPACIDAD MOTORA GRAVE:

José Luis Cózar Mata. Psicopedagogía. Universidad de Granada.

Antes que nada debemos partir del simple hecho de que cuando hablamos del caso de un alumno que posee una discapacidad grave a nivel motor, no es una cosa graciosa, ni mucho menos, como todo en la vida, sino que es una cosa cuyo valor e importancia debe ser muy grande a nivel psicológico para el que va a tratar el tema, como a nivel de sentimientos.

Podemos partir de la idea de que hay dos ideas básicas de nuestro pensamiento educativo que tienen una incidencia básica a la hora de abordar la atención a los individuos que presentan estos casos graves de discapacidad motora, siendo los aspectos físicos y psicológicos los que priman sobre los demás:

- Toda persona debe ser susceptible de una acción educativa habilitadora.

- Para hacer un análisis y evaluación de una persona con graves déficits no solo hemos de valorar éstos, sino sus potencialidades. De hecho en algunos casos estas potencialidades no las encontraremos en la persona en sí, sino en su interacción con el entorno.

Cuando hablamos de la atención a la persona que está gravemente afectada debemos realizar:

- Un acercamiento a ella misma.

- Un derecho como persona.

- Un derecho de la familia a que se les ayude y oriente en la tarea que se les presenta.

- Un deber como profesionales de buscar recursos y las estrategias educativas-habilitadoras que podemos poner a disposición de la relación enseñante/niño.

De esta forma, se puede comprobar como es en esta área, además de cuanta información científica se tenga en el campo de la neurología, anatomía, psicología y todos aquellos conocimientos que estén directamente relacionados con este tema. Hay que empezar a probar una serie de posturas diferentes, estrategias diversas y multiples materiales.

Cuando abordamos el tema que está relacionado don una persona gravemente afectada debemos empezar por recabar información médica y psicológica que sea posible, además de tener una larga charla, sin prisa con el padre, la madre y los miembros del núcleo familiar. Son éstos los que nos van a dar información sobre el caso, nos van a determinar sus intereses, deseos y trucos para afianzar esta nueva relación y además nos ayudarán a realizar un análisis del entorno y las interrelaciones establecidas.

Cuando ya de antemano por observación y por la información familiar, sabemos que existe una limitación cognitiva y quizás sensorial, además de motriz, vemos que existe una limitación cognitiva y sensorial, además de motriz, es a partir de ahí donde empieza ese problema grave para el profesional psicopedagogo: en el momento que han de explorarlos y emitir unas conclusiones para la posterior elaboración de un plan de trabajo.

Una vez que tenemos la mayor información posible de los especialistas ( médicos, psicólogos, rehabilitadores ...) una recogida de datos de la familia y un período de observación directa de cada niño y del grupo, consideramos que el siguiente paso ha de ser la planificación de los objetivos y la metodología a emplear, pero esto ha de hacerse conjuntamente con la familia.

Vemos que la participación de la familia ha de ser directa por varios motivos:

- Cada familia tiene unas prioridades y un estilo de vida, y la educación de esta persona ha de encontrar un hueco primordial

- La familia tiene que madurar junto con el niño en los avances en el ámbito de la comunicación interpersonal, en los cambios de actitudes y lo que el niño adquiere nuevo.

- Son los que mejor conocen a sus hijos.

El OBJETIVO: Si hacemos un análisis, vemos que los objetivos academicistas van a ser sustituidos por otros que se adecuan a este grupo.

Hay una serie de objetivos comunes a toda la población que delimitan nuestro desarrollo en la sociedad, léanse entre ellos:

- Tener una serie de conductas lo más sociales posibles.

- Conseguir el máximo grado de autonomía que podamos en el individuo.

- La interacción entre iguales.

- Instaurar actitudes siempre positivas, y evitar los negativismos.

- Y por último y a modo de síntesis, ser lo más felices que podamos.

Lo que si deberíamos hacer es ser muy cuidadosos a la hora de ponernos un techo realista, para evitar de esta manera futuras frustraciones a nivel de familia, profesional y de los propios sujetos.

ÁREAS DE TRABAJO:

à ESTIMULACIÓN MULTISENSORIAL: En este caso lo que tenemos que hacer es olvidarnos de que las principales fuentes de conexión con el medio son la vista, las manos y el oído ( estos ya no existen). Con ellas hemos de aprovechar todo el cuerpo para las sensaciones táctiles y sacarle un mayor provecho al gusto y al olfato. Así se recomiendan las salidas, al contar con espacios variados que pueden producir una gran estimulación en el sujeto, proporcionándole audiciones, proyecciones, experiencias gustativas, diversas, masajes...

à CONTROLES Y CAMBIOS POSTURALES.

à DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN: Que esta persona no hable espontáneamente no significa que no pueda ser estimulada su comunicación. Debemos buscar las vías que sean más adecuadas para cada caso. Es importante saber interpretar los pequeños intentos y aproximaciones a la comunicación. En este sentido autores como Donlon y Fulton hacen una observación muy interesante: “ si un niño gesticula, señala algo o se mueve hacia algo: está pensando”. Y es necesario asimismo tener en cuenta que cuando se produzca una interacción significativa de la persona con el entorno, debemos intentar que sirva dicho esfuerzo, produciéndose una comunicación significativa.

à DESAPARICIÓN DE CONDUCTAS NEGATIVAS O DISRUPTIVAS:

Es frecuente en el caso de personas con deficiencia intelectual grave, el hecho de que se produzcan conductas autoestimulantes, muchas de las cuales son inapropiadas y crean tensión y malestar a su alrededor.

Debemos observar muy bien el porqué de sus conductas autoestimulantes e improductivas; a veces descubrimos que consiguen estimularse áreas sensoriales, o que el resultado es el alivio de alguna tensión postural, una situación relajante o simplemente caemos en la cuenta de que “ no le hemos enseñado nada mejor que hacer”.

Para planificar la estrategias a seguir es importante contar con un buen estudio de cada una de las situaciones en las que se pueden producir las conductas y un consenso con la familia para seguir las pautas indicadas por un profesional psicólogo con competencias en este campo.

à DESARROLLO DE LA AUTONOMÍA EN LA HIGIENE: Esta área requiere paciencia y saber planificar bien los objetivos para que tenga éxito nuestra labor. Aquí podemos destacar los apartados que se relacionan con las adaptaciones del cuarto de baño, necesidades básicas: pipi y caca, y el apartado de higiene bucal dentro de alimentación.

En la experiencia del trabajo con estas personas hay una serie de detalles que no hay que dejar pasar sin comentar y que se refieren directamente al trabajo educativo con ellas:

· Al encontrarnos con una situación que nos desborda, nos da muy buen resultado el dedicarnos durante un tiempo a ver y rellenar registros de conductas diversas. El análisis de dichos registros nos va a dar mucha información sobre el cuando y las causas de esas conductas en el niño. En función de los resultados de dichos registros nos resulta mucho más fácil seleccionar aspectos o áreas de trabajo y priorizar objetivos.

· Hay que huir de la improvisación en el trabajo diario y directo. De esta forma cada día al analizar lo hecho determinaremos lo que se va a trabajar a continuación.

· Si la imagen externa que damos de nosotros mismos es lo que los demás perciben y en función de esas claves, reaccionan en el caso de las personas con plurideficiencias a las que normalmente la naturaleza no las ha favorecido con belleza sus cuerpos, es importante que cuidemos su imagen e higiene y su arreglo personal. El niño se expresa con su cuerpo, sus movimientos, sus expresiones ... hace su imagen en función de cómo lo perciban las otras personas.

· En muchos casos los objetos que atraen y estimulan a un niño con grave déficit intelectual nos sirve como mediadores de nuestra relación con él y como vehículos de comunicación. Se deben utilizar para comenzar una interacción y de ahí en adelante ir cambiando los elementos del juego e ir ampliando el repertorio de la relación con los objetos.

· Cuando el conjunto de expresiones que utiliza una persona de estas características es muy reducido y particular, nos resultará de gran ayuda el hecho de confeccionar un listado de expresiones que utiliza dicha persona. Se trata de describir cada expresión con su significado correspondiente, siendo de servicio grato para:

- Difundirlo al entorno familiar de esa persona.

- Para evaluarlo como material comunicativo.

· Una estrategia que nos aportará grandes resultados a la hora de aportarle información a una persona y para ir afianzando el sentido de la comunicación, es el uso de señales anticipatorias.

· Respecto a la estimulación multisensorial, ni que decir, que lo más importante es la creatividad y la imaginación del enseñante en esta circunstancia. Todo tiene su gran valor, y nos servirá de gran de gran ayuda pues nos aportará gratas reacciones del alumnado. Es conveniente tener organizada la clase de forma que los materiales los tengamos clasificados por bloques sensitivos, y donde no falten cosas como el secador de pelo, un ventilador, una estufa, agua, hielo para trabajar “ temperaturas”, o un rincón oscuro donde podamos ofrecerles estímulos brillantes y luminosos para obtener un mejor seguimiento visual.

· Lo que tenemos que tener claro es que debemos ofrecer variados materiales. Los niños y niñas, también se aburren y deja de tener interés una pieza de un encaje, incluso la más atractiva de las pelotas, asi que las presentamos durante varios meses seguidos. Es necesario hacer un esfuerzo a la hora de ampliar la dotación de materiales de un centro y diversificar sus características.

· En el ámbito del autoconcepto nos encontraremos con que a veces descubren que la manipulación de sus genitales les provoca una excitación gratificante. Esto lo vivencia todo el mundo en su edad muy temprano.

· Podría seguir apostillando esta situación con más sugerencias prácticas para trabajar con estilo colectivo, pero vamos a dejar aquí el tema pues si profundizásemos más en el tema daría como resultado un trabajo excesivo.






Artículos Relacionados:
Grafoespasmo
Inestabilidad Motriz
Psicomotricidad: Capacidad y Habilidad
Apraxia

¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=368



noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa