Libros Artículos Relacionados Recomendar este artículo Imprimir

Aprender a leer, sumar y restar


APRENDER A LEER, ESCRIBIR, SUMAR Y RESTAR.

Luis Patricio Ibáñez Huerta

En la cátedra dictada en la UJSO dirigida a futuras Educadoras de Párvulos, las alumnas han debido enfrentar interrogantes acerca del porqué de la educación preescolar y que significado tiene ser parte de la comunidad de educadores de este país, más aún, del desafío que esto implica, de la dificultad que trae el hecho de pretender educar a quienes nunca han sido educados, o a quienes no le se es tan fácil desprenderse de su objeto amado (madre, padre, hogar), es decir los niños. Las preguntas claves entonces son, porqué educar a nuestros hijos, en quienes confiamos su educación, su formación (recordar o aclarar que "educare" significa CRIAR), porqué debemos enviarlos al colegio, fuera de nuestro hogar, porqué deben aprender a leer, escribir, sumar y restar; ¿acaso es lo único que les podemos dejar, la educación?, , o ¿acaso "gobernar es educar" aún resuena en nuestro colectivo o en nuestro imaginario siquiera?, ¿qué significa realmente educar? y finalmente ¿qué función cumple la educación?.

Quizás antes de enfrentar el tema que debemos abordar hoy día, como ejercicio es bueno hacerse dichas preguntas, debido a que si tenemos una idea poco clara del tema o de la educación y lo que ésta significa para nuestros hijos, de poco vale entonces creer que precisamente con las instituciones educativas lograremos dar respuesta a todos los requerimientos de nuestros niños. Pareciera ser que la responsabilidad asignada a las escuelas o establecimientos educacionales dada por los padres es grande y muchas veces dichas instituciones deben asumir aquellas funciones que los mismos padres – ya sea por falencias socioculturales, económicas o motivacionales – no son capaces de poder abordar. Que la Escuela es un espacio sociocultural importante no cabe duda, pero el éxito en la incorporación de aprendizajes es de responsabilidad mutua, de todos aquellos agentes educativos implicados en la formación de un niño, esto quiere decir del compromiso del Estado, del establecimiento, de los padres, del chofer de la micro, de la señora que vende en el kiosko, etc. Los aprendizajes son diarios, el niño aprende de nuestras acciones, principalmente; si nuestras acciones son poco solidarias entonces nuestros estudiantes serán poco solidarios, es difícil pretender que nuestros educandos, nuestros hijos sean aquello de lo que nosotros mismos somos incapaces de poder ser.

Pero entonces veamos nuestro asunto, aprender a leer a escribir, sumar y restar no es otra cosa que herramientas que nos permiten vincularnos de mejor manera con nuestro mundo y todos los agentes mencionados anteriormente deben y pueden aportar en el proceso de adquisición de tales destrezas. Al leer, escribir, sumar y restar se le conocen generalmente como "destrezas instrumentales básicas", que adquiere el niño y que desarrolla gracias a la potencialidad que él tiene y gracias al estímulo de ellas que se da tanto en el Jardín de Infantes como en la Escuela Básica, tales destrezas están importantemente consideradas dentro del currículo educacional y los estudiantes universitarios vinculados a la Pedagogía básica y reeducativa deben tener una sólida base teórica y didáctica para abordar planes de estudio adecuados y efectivos. Sólo entonces podremos ver a nuestros pequeños leyendo y escribiendo por primera vez, esa primera vez es un acto importante, primero porque el niño da cuenta de su gran capacidad para adquirir una función que no es fácil, da cuenta también que tales destrezas son propias de un ser que posee inteligencia y que se organiza lingüísticamente, pero quizás lo más significativo de ese momento es que implícitamente, el que el niño pueda leer y escribir, y sumar y restar, implica una puerta demasiado grande que se abre, es decir la apertura al desarrollo del pensamiento y de la mente en su máxima expresión, ya que desde ese instante las posibilidades de acción y de emoción comienzan a ser ilimitadas para el niño.

La alfabetización de las personas, de los niños, implica entonces más que un acto fortuito o que tan sólo representa una gracia más cualquiera que puede demostrar un menor, por el contrario, representa un hito importante en la vida de los sujetos en situación de aprendizaje y que está lejos de ser un dato menor para aquellos que estamos comprometidos en la generación del conocimiento.

Luis Patricio Ibáñez Huerta (pibanez@ujso.cl)

Psicopedagogo y Licenciado en Educación

Docente de la UJSO







¿Tienes una página web? Puedes poner un enlace a este artículo:

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=195



noticias colegio psicopedagogos aula de enlace formacion oposiciones diccionario sinonimos Psicólogos Artículos Psicología Gueb.org Modificación Conducta Autismo Ansiedad Dificultades del Aprendizaje Dislexia Hiperactividad Técnicas de Estudio Educacion Intercultural TDAH Retraso Mental Retraso Escolar Disortografia Dispraxia Disgrafia Disfemia Disartria Disfasia Discalculia Liderazgo Motivación La Pirámide de Maslow ver todos los artículos Portal y Foros del Levante Telefono Linea Directa